• El BM Bilbao no logra en Linares el objetivo y cede el Campeonato a un compacto Barcelona.
  • El equipo no ha tenido un buen día en el circuito de la Garza y se autoimpone como desafío volver a lo alto del podio el próximo año.

 

El BM Bilbao se había marcado como objetivo ganar el Campeonato de España de cross por octavo año consecutivo y no se ha logrado. Las atletas del BM no han podido, en conjunto, con el calor y la rapidez del circuito, además de dejar fuera a Tere Urbina que no había sido seleccionada cómo Club pero que ha corrido de forma individual, para puntuar para el Mundial y ha terminado en un octavo puesto que hubiese cambiado esta historia. Pero la historia ya está escrita y es reflejo de lo que es el deporte. El BM Bilbao se pone el listón tan alto que una plata estatal puede saber a poco y lo cierto es que por la carrera de hoy las catalanas se han merecido el triunfo. Se lo han llevado por un punto tras 7650 metros en un recorrido por el parque de la Garza rápido y  con el calor, más de 25 grados, como principal enemigo.
Trihas Gebre, con un pequeño error en la salida que después  ha subsanado, ha asumido su papel: poner distancia respecto al grupo, ganar sin problemas y asegurar un punto. Gebre, ha cumplido.
Por detrás, en el grupo de las primeras vueltas peleaban Gema Martín, Zulema y Tania.
Tere Urbina, que no puntuaba para el equipo, demostraba estar recuperada de sus problemas físicos y ha llegado a liderar a las perseguidoras. Elena Loyo ha salido muy atrás y ha ido remontando puestos. Mientras Gema aguantaba el segundo puesto del sexteto, Tania y Zulema se han ido hundiendo. La pelea estaba muy justa e incluso al terminar, el título no tenía dueño claro. Quedaba sumar y  las cuentas no han salido. Trihas ha aportado  un punto, Gema 4 con su sexta plaza, más los nueve de Tania (12) y los diez de Elena (13), 24 puntos no daban para superar a un Barcelona que ha metido a Marta García y a Garimany en segunda y tercera posición y cerraba con 23.
Subcampeonato para un BM de oro. Sus atletas han bajado un peldaño para tomar impulso porque lo primero que han hecho tras dejar el podio es una promesa: el BM peleará el próximo año para volver a estar en lo más alto.
Por su parte, las promesas han sido octavas con un gran tercer puesto individual  para Idaira Prieto.